jueves, 17 de abril de 2008

[05] [.tip] [.vih] Las caras del estigma

===================================================


[ .jpg ]
David Kirby, de 32 años, en su lecho de enfermo junto a su padre, su hermana y su sobrina. Foto original de Therese Frare para un reportaje sobre el sida que apareció en la revista Life en Noviembre de 1990. Dos años después los editores de la publicación Colors de Benetton, Tibor kalman y Oliverio Toscani, famosos por sus polémicas propuestas, la utilizaron para su campaña, solicitando el consentimiento a la familia y desembolsando una gran suma de dinero para una fundación de enfermos de sida. Esta imagen ocasionó una polémica de grandes proporciones, poniendo sobre el tapete la ética publicitaria, cuestionando la dignidad y los límites a los que estaba dispuesta a llegar una marca para lograr notoriedad. Sin embargo, no solo logró el objetivo de posicionar su marca, sino también poner el tema del sida en boca de todo el mundo, de una forma tal vez cuestionable, pero necesaria en una sociedad que en esa época no asumía los efectos del sida.


===================================================
  • [ .txt ]
  • Sida y homofobia
  • Sejo Carrascosa · Sidálava

===================================================

El 17 de mayo es el día contra la homofobia. Por extensión podíamos decir que es también el día contra la lesbofobia y contra la transfobia. Pero si se fuera riguroso debíamos hablar del día contra la norma heterosexual, la norma que necesita excluir y minorizar todas las demás practicas sexuales, y las relaciones y afectos que surgen de ellas.

No se trata aquí de dilucidar sobre la necesidad, o no, de señalar fechas en el calendario que recuerden las muchas injusticias y carencias del mundo en que vivimos, sino más bien de intentar profundizar en los diferentes mecanismos que las producen y las expanden.

Y uno de los mejores y dolientes ejemplos que tenemos, sería el de la pandemia del Sida, íntimamente ligada desde sus orígenes a la homofobia.

Desde el surgimiento de la pandemia del Sida, las gays, maricones, locas, bujarras, maritxuak (póngase el nombre que se quiera) cobraron un especial protagonismo. Primero, por ser ellos las primeras victimas de una enfermedad desconocida y segundo por que los sectores homófobos de la sociedad aprovecharon la oportunidad para airear sus prejuicios, como una nueva inquisición se jactaron de la justicia divina que castigaba, por fin, y con la enfermedad y la muerte, a esos seres que habían caído en el peor de los vicios y la depravación.

A ellos, y solo a ellos, les toco hacer frente a una enfermedad desconocida y que causaba la muerte con una celeridad inusitada. Les toco hacer frente a toda una sarta de disparates (cáncer gay), mentiras (grupos de riesgo) y fantasías (castigo divino) que ahondaban, más y más, en los mecanismos de estigmatización y exclusión. Cuando se descubrió la forma de transmisión, fueron los gays los que crearon las primeras pautas sobre la forma en que había de hacerse la prevención: había que hablar de sexo, de prácticas sexuales, con el lenguaje del sector de población a la que se dirigían los mensajes, sin valoraciones morales y sin jerarquías en las diversas sexualidades. Es decir que la forma de intentar parar el Sida era también una forma de acabar con todo los prejuicios en los que la homofobia se sustenta.

Sin embargo la ecuación homosexualidad igual a Sida sigue de plena vigencia.

¿Pero es la homosexualidad un factor de vulnerabilidad frente al SIDA?

La vulnerabilidad básica seria la ausencia de guión para seguir alguna directriz en el desarrollo vital de las personas que están fuera de la norma heterosexual, la falta de una identidad y de una seguridad, y desde luego la falta de campañas preventivas dirigidas a este sector de la población. Es de destacar las pocas o nulas campañas que se han hecho dirigidas hacia los gays por parte de las administraciones públicas. Van a cumplirse 25 años del surgimiento de la pandemia y el Ministerio de Sanidad ha realizado su primera y única campaña dirigida a gays este año. Las administraciones autonómicas no le andan a la zaga.

Resulta curioso, además, que se empiece a hablar de una heterosexualización del Sida, que empiece a ser preocupante que el numero de mujeres infectadas aumente y que no se hable de las relaciones de poder que se establecen en el patriarcado y en las que las mujeres llevan la peor parte. Además, cuando se habla de la heterosexualización del Sida, ¿a qué nos referimos? Que el crecimiento de los casos de Sida por prácticas heterosexuales crezca, no quiere decir que el crecimiento por prácticas homosexuales disminuya. La ausencia de campañas dirigidas a la población homosexual ha sido prácticamente inexistente por mor a no ahondar en la creencia de los grupos de riesgo. Sin embargo silenciar y obviar el crecimiento, en valores absolutos, de las transmisiones en la población homosexual no es más que la misma cara de esa moneda que es la homofobia. La tolerancia tiene muchas caras, algunas menos dolosas que otras, como sería la de la ausencia de información sobre lo que no se tolera, pero cuando el Sida esta por medio esto se convierte en una actitud simple y llanamente homicida. ¿Si sabemos cómo y cuáles son las formas de transmisión del Sida, no es hora de hacer campañas de prevención dirigidas los sectores menos favorecidos sin entrar en valoraciones morales?

En epidemiología ya no se habla de gays, ni siquiera de homosexuales, se ha creado un nuevo término: los HsH, hombres que tienen relaciones sexuales con hombres. Un concepto que se acercaría más a unas prácticas y no a unas identidades en las que muchas de las homosexualidades devienen. Los gays que se reconocen como tales están bastante concienciados, lo que no quiere decir que siempre hagan practicas de sexo mas seguro, además de que es fácil hacerles llegar los mensajes preventivos a sus espacios de relaciones. Pero no ocurre lo mismo con los que no se reconocen como gays, jóvenes que empiezan a relacionarse sexualmente, bisexuales, hombres “armarizados” ocultos tras una vida aparentemente heterosexual, los emigrantes a los que el concepto de gay les resulta ajeno, o cuando menos novedoso, y los trabajadores sexuales. Son a estos hombres, que debido a la homofobia no se reconocen ni como gays, ni como HsH, a los que no llegan los mensajes preventivos.

La prevención fracasará, una y otra vez, si no se tienen en cuenta las injusticias y las realidades minorizadas.

El Sida es el reflejo de la injusticia y la sinrazón. Nos devuelve la mirada, triste, de un mundo tanto más insolidario cuanto más que cruel. Y para parar el Sida vamos a tener que hablar, de una vez por todas, de qué es ser gay, de qué es ser hombre o mujer, de en qué parte del planeta vivimos, de qué clase social somos; y sobre todo, vamos a tener que hablar mucho de culos, pollas y coños, de los placeres que logramos con ellos y los peligros que podemos evitar.

===================================================
  • Véase además:
===================================================
===================================================
  • Documentales:
  • Cambiando el paso / Dir. Fabiola Moreno / 2006 · EH // El miedo y la marginación que durante años sufrieron los enfermos de sida fueron padecidos también, en menor grado, por el personal sanitario que les atendió. Esta trabajadora social del Hospital de Basurto ha recogido con una cámara no profesional las impresiones de 25 profesionales (médicos, enfermeras y auxiliares) de la Unidad de Enfermedades Infecciosas. Repasan sus vivencias con la enfermedad desde la incertidumbre del primer caso detectado en 1985.
  • No magic bullets · No hay una única solución / Dir. Jaime Sylla / 2007 · Reino Unbido / 59 m. // Producción independiente que analiza algunos de los factores que hay detrás del ascendente número de contagios de VIH entre la población gay londinense. Por medio de entrevistas con médicos y del testimonio de tres seropositivos, se analiza cómo el impacto de los nuevos tratamientos retrovirales, el uso de alcohol y drogas en prácticas sexuales y el estigma podrían influir en la relajación de la población gay a la hora de la prevención.
===================================================
  • Películas:
  • Un año sin amor / Dir. Anahí Berneri / 2005 · Argentina / 93 m. / 2005-03-24 (Argentina) // Pablo es un joven escritor enfermo de sida, a quien el temor a la muerte lo empuja a escribir su diario. "No quiero escribir, me obligo", se repite una y otra vez, y esta obligación se transforma en seguir buscando la cura a sus males. No sólo a la enfermedad, sino también a la soledad. Pablo busca el amor de su vida o tal vez al hombre que lo devuelva a una existencia plena. Publica anuncios y recorre el circuito gay de Buenos Aires.
  • Fiesta de despedida · It's my party / Dir. Randal Kleiser / 1996 · USA / 110 m. // Nick Stark es un arquitecto importante de Los Ángeles. Su médico le ha diagnosticado una afección en el cerebro y puede morir en cualquier momento. Decide celebrar una fiesta para despedirse de todos sus seres queridos. Brandon, su ex, que le abandonó al enterarse de que Nick tenía sida, no es invitado. Pero Brandon intentará asistir de todas formas. Esta película aboga por el derecho a una muerte digna, sobre todo para los enfermos de sida.
  • Los testigos · Les témoins / Dir. André Téchiné / 2007 · Francia // Manu es un joven que viaja a París. Allí conocerá a Adrien, un hombre maduro que se enamorará de él, aunque será una amor no correspondido. También conocerá a Sarah y Mehdi, una pareja de ideas liberales con un recién nacido. Manu iniciará una relación a escondidas con Mehdi, entre los celos de Adrien. Y de pronto, un huésped inesperado irrumpe. Es 1984 y los primeros casos de sida empiezan a aparecer por todo el mundo.
===================================================

ANVERSO


GAO YAOJIE
  • Información complementaria:
  • "Lo digo con orgullo: vivo con el sida"
  • Especialistas en la enfermedad exponen sus casos en unas jornadas en Bilbao, en las que participa la valenciana María José Fuster, representante de la sociedad Seisida
  • El Correo, 2008-03-11 # Fermín Apezteguia · Bilbao
  • Vidas en positivo
  • Noticias de Alava, 2008-03-09
  • La 'curandera' blanca contra el sida
  • Una británica intenta aunar la medicina con los rituales tradicionales, en los que aún confía el 90% de la población surafricana
  • El País, 2007-04-28 # Lali Cambra · Ciudad del Cabo
===================================================